Beneficios del Burdock o Bardana

Los beneficios de la Bardana también conocida como Burdock se han aprovechado desde la antigüedad como complemento para combatir y prevenir algunos problemas de salud. Esta planta, cuyo nombre científico es Arctium lappa, se caracteriza por sus hojas alargadas y flores violáceas.

Algunas personas la usan como aliada de la belleza, ya que, tanto sus raíces como sus brotes y tallos, tienen sustancias antioxidantes que podrían ayudar a regenerar y proteger la piel. ¿Sabes para qué se utiliza esta planta? Te contamos cuáles son sus principales propiedades y cómo prepararla.

Por siglos, la raíz del Burdock (bardana) se ha utilizado a través del mundo para curar enfermedades. La raíz de la bardana es un poderoso purificante de la sangre. Aclara la congestión en el sistema respiratorio, linfático, urinario, y sistemas circulatorios. Promueve el flujo de la bilis y elimina el exceso de fluido en el cuerpo. Estimula la eliminación de desperdicios tóxicos, alivia el malfuncionamiento del hígado, y mejora la digestión. Los chinos utilizan la raíz de la bardana como un afrodisíaco, tónico, y rejuvenecedor. Ayuda a remover la infección del tracto urinario, el hígado, y la vesícula biliar. Ayuda a expulsar las toxinas del cuerpo a través de la piel y de la orina. Es buena para la artritis, reumatismo, y la sciática.

¿Qué beneficios aporta el Burdock (Bardana) para la salud?

No es extraño que, por sus interesantes propiedades, la bardana aporte beneficios a la salud. Incluso, a pesar de que muchos aún no la conocen, se ha empleado desde hace cientos de años por sus bondades medicinales. A continuación, detallamos algunas de las más importantes.

Mejora la salud urinaria

Uno de los beneficios más destacados de la bardana es que ayuda a cuidar la salud urinaria. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y diuréticas ayuda a mejorar la emisión de orina para remover con más facilidad algunos gérmenes que producen infecciones.

En relación a esto, un artículo de la revista Urolithiasis señala que los extractos de esta raíz limitan la proliferación de los gérmenes que se forman a partir de la acumulación y adhesión a diferentes superficies. Esta, es una de las principales causas de infección en el tracto urinario.

Contribuye a tratar la retención de líquidos

Se dice que las propiedades diuréticas de la bardana se aprovechan para ayudar a tratar la retención de líquidos, también conocida como edema. En esta situación, los diuréticos ayudan a eliminar, mediante la orina, el exceso de agua del cuerpo.

Ayuda a controlar la hipertensión

Según una investigación publicada en Frontiers in Pharmacology sobre hierbas antihipertensivas y sus mecanismos de acción, entre muchas otras dolencias, la bardana podría ayudar a controlar la hipertensión arterial.

Lo anterior, debido a que esta planta tiene actividad captadora de especies de oxígeno reactivo. Estos, son un conjunto de radicales libres que, en grandes cantidades, pueden resultar dañinos para las estructuras celulares.

Podría disminuir las arrugas

Gracias a sus propiedades, la bardana puede mejorar de forma notoria la apariencia de la piel. De acuerdo a una investigación publicada en Experimental and Therapeutic Medicine, esto se debe a la actividad antielastasa y antitirosinasa de su extracto, lo que la hace beneficiosa para tratar las arrugas.

Favorece el tratamiento de la úlcera gástrica

La presencia de la bacteria Helicobacter Pylori es una de las principales causas de la úlcera gástrica. Un artículo de la revista Genomic Medicine, Biomarkers, and Health Sciences sugiere que las propiedades antibacterianas de la bardana podrían proteger la mucosa gastrointestinal de los efectos del H. Pylori.

La raíz de la bardana contiene vitaminas a A, complejo de vitaminas B, C, E, y P. Contiene grandes cantidades de cromio, cobalto, hierro, magnesio, fósforo, potasio, silicón, y zinc, y calcio, cobre, manganeso, y selenio en menores cantidades.

El frasco de Burdock lo tenemos disponible en nuestro programa de Limpieza China

Mucho del poder curativo de la raíz de la bardana se le atribuye al principal ingrediente de unulina, que ayuda a fortalecer los órganos vitales, especialmente el hígado, páncreas, y el baso. Las raíces, los troncos jóvenes, y las hierbas de la planta de bardana son comestibles. Los tallos jóvenes se hierven para comerse como los espárragos. Los troncos crudos y las hojas jóvenes se comen en ensaladas. Partes de la planta de bardana se comen en la China, Hawai, y entre las culturas nativas americanas en este continente. Es entonces, ambos: una hierba y un alimento

Durante los primeros años la planta de bardana produce solamente un crecimiento hojas verdes. Es durante el segundo año que produce los troncos largos. La raíz de la planta de bardana se cosecha solamente durante los primeros años de la planta. Las raíces son de alrededor de una pulgada de ancho y hasta tres pies de largo. De igual forma que las acetosa, las raíces sólo se deben cosechar en el otoño, cuando la energía de la planta se concentra en las raíces.

Las principales indicaciones y beneficios de la bardana para la salud quedan resumidas a continuación:

  • Infecciones urinarias, como la cistitis, la ureteritis, la prostatitis y la nefritis o inflamación del riñón. Favorece la emisión de orina y neutraliza los focos infecciosos.
  • Te ayuda a prevenir la formación de piedras en el riñón y una vez desarrolladas, en una primera etapa, puede favorecer su expulsión con la orina.
  • Es muy eficaz para tratar la retención de líquidos y los edemas.
  • Puede ser un apoyo para el tratamiento de la diabetes mellitus, pero asociada a plantas que refuercen su acción, como la gymnema, la galega y otras.
  • Resulta excelente para estimular la eliminación o reducción de los excesos de urea y ácido úrico, en casos de hiperuricemia leve y ataques de gota.
  • Se la incluye en formulaciones para el tratamiento a largo alcance de la hipertensión arterial, como un diurético natural, que te aporta potasio de manera directa. Una alternativa a explorar a los medicamentos antihipertensivos que actúan como diuréticos.
  • Estimula la producción de bilis y ayuda a despertar el apetito. Se ha indicado en alteraciones hepatobiliares leves, indigestiones y empaches.
  • La bardana destaca sobre todo como planta depurativa, que te ayudará a combatir las impurezas que quedan reflejadas en tu piel por efecto de la acumulación de toxinas.
  • Se usa a fondo en el tratamiento de problemas dermatológicos diversos, como el acné juvenil, urticarias, eccemas, abscesos, dermatitis seborreica y como apoyo en la psoriasis.
  • Se aplica en uso tópico sobre heridas, úlceras de la piel, llagas, picaduras de insectos, forúnculos, etcétera.
  • Se aplica también sobre dermatitis atópica, queratosis pilar (protuberancias en la parte posterior de los brazos) e ictiosis vulgar (escamación, resecamiento y picazón).
  • Tiene virtudes antifúngicas y antibacterianas y se muestra muy útil para combatir las infecciones por hongos o dermatomicosis como el conocido pie de atleta (géneros TrychophytumEpidermophyton…), la pitiriasis versicolor (levadura del género Malassezia, presente en la flora cutánea, con potencial contagioso) y la cándida, aunque con irregular éxito.

Precauciones con la bardana (burdock)

La bardana es, en líneas generales, una planta segura, pero al actuar a nivel hepático y renal, debes tener en cuenta determinadas medidas de precaución o contraindicaciones en su consumo:

  • Si eres hipertenso o sufres algún tipo de patología cardíaca, antes de iniciar un tratamiento de largo alcance con bardana, debes consultar con tu médico, para evitar posibles descompensaciones, sobre todo si tomas medicación.
  • Por la presencia de taninos, no se recomienda en el embarazo y tampoco en el periodo de lactancia.
  • Al suponer un aporte importante de potasio, recuerda que su consumo podría potenciar el efecto de los medicamentos cardiotónicos.

Leave a Reply