Los 3 tipos de cuerpos

¿Cuál es la herramienta más valiosa que tienes para poder hacer y lograr lo que quieres?
Tu cuerpo… Es lo más importante que tienes en el mundo, y para que te
responda con toda su capacidad, tienes que respetarlo, cuidarlo, alimentarlo y darle el descanso adecuado, ¡si es que quieres tener energía y fuerza!, tanto mental como física, porque tú eres el único que puede ayudarle o perjudicarlo.

CUIDARÁS Y ALIMENTARÁS TU
CUERPO COMO EL
INSTRUMENTO MÁS PRECIADO Y
VALIOSO QUE TIENES.

Voy a compartir contigo algunos principios básicos y sencillos, de cómo
puedes elevar al máximo el rendimiento de tu cuerpo.

Primero, tienes que identificar cuál es tu tipo de cuerpo, cuál es tu
somatotipo, pero… ¿qué significa esto? Existen 3 tipos de cuerpos, con
estos podrás identificar fácilmente a cual corresponde el tuyo, también hay
combinaciones entre los 3 tipos y no quiere decir que uno sea mejor que
otro, simplemente funcionan de diferente forma.

¿Pero para qué te ayudará esto?

Es muy importante que sepas primero… dónde estás parado y a dónde
quieres llegar. Para poder alcanzar tu objetivo físico más fácil y rápido, tienes que preguntarte; ¿Qué es lo que quieres? ¿Quieres quemar grasa? ¿Quieres tener más energía? ¿Quieres aumentar músculo? Primero tienes que saber a qué tipo de cuerpo pertenece el tuyo.

Hectomorfo


▪Cuerpo delgado.
▪Metabolismo acelerado.
▪Quema de grasa acelerada.
▪Con un poco de ejercicio cardiovascular, puedes deshacerte de la grasa acumulada.
▪Requiere una mayor disciplina para ganar músculo, debe trabajar fuerte en el gym y una alimentación adecuada.
(+Carbohidratos + Proteínas = Incremento de masa muscular)

Mesomorfo

▪Cuerpo de estructura media.
▪Metabolismo semi-acelerado.
▪Quema de grasa media.
▪Necesitas un programa cardiovascular ocasional, para comenzar a quemar esa grasa
incómoda.
▪Gana músculo con facilidad, con un trabajo regular de gym y alimentación adecuada.
(+Carbohidratos + Proteínas = Incremento de masa muscular)

Endomorfo

▪Cuerpo de estructura grande.
▪Metabolismo lento.
▪Quema de grasa lenta.
▪Es indispensable seguir un programa cardiovascular frecuente, para disminuir la grasa
almacenada.
▪Gana músculo con mucha facilidad.
▪Se requiere cuidar mucho la ingesta calórica, para no subir el porcentaje de grasa.
(-Carbohidratos + Proteínas = Disminución de grasa y ganancia muscular)

Una vez que identificaste a cuál de estos tres tipos de cuerpo se parece el
tuyo, y ya conociendo cuáles son las principales características de cada uno,
es importante que establezcas una meta, pero antes, debes de conocer un
poco los alimentos básicos, para que puedas llevar a tu cuerpo a ese objetivo que quieres.


¿Qué son las proteínas, carbohidratos y grasas?

Te dejaré conceptos muy básicos de cada uno para que sepas identificarlos y puedas tener una idea de cómo alimentarte. No entraré en detalle, ya que el tema de la nutrición es muy amplio y me llevaría mucho tiempo explicarte cada uno de los conceptos. A continuación, te compartiré de una forma simplificada lo más importante y lo que te servirá en tu día a día.
Mi recomendación es que veas a algún nutriólogo de confianza para que
pueda orientarte, o también puedes contactarnos para que los expertos de
nuestro equipo, puedan desarrollarte un plan específico a tus necesidades; de cualquier forma esto que te comparto, es el primer paso para comenzar una vida más sana y con más energía.

Carbohidratos

Comenzaré por estos, ya que muchas veces podemos confundirnos y creer
que cuando alguien se refiere a comer carbohidratos… es esa deliciosa pizza, hamburguesa con papas fritas, cupcakes, donas o pasteles, ¡y sí!, son
carbohidratos, pero… no los que tu cuerpo necesita para un buen
desempeño.

Los carbohidratos se dividen en dos:

Carbohidratos simples:
Estos son algunos de los carbohidratos simples que no te aportan ni
vitaminas ni minerales, o en muy bajas cantidades y que pueden afectar a tu salud:

Son prácticamente todos los alimentos procesados, comida rápida, pizzas,
hamburguesas, papas fritas, pasteles, chocolates, cupcakes, donas, dulces,
jarabes artificiales, galletas, harina refinada, azúcar de mesa y algunos otros, pero esto este listado te da una idea para que puedas identificarlos y moderar su consumo.

Estos son los que tu cuerpo asimila de forma inmediata, y aunque puede
sonar como algo bueno, si no estás por realizar una actividad física que
requiera energía, su consumo puede convertirse en algo malo, provocando
un incremento en el nivel glucémico en el torrente sanguíneo (azúcar). Para
contrarrestar este alto nivel de azúcar en la sangre, tu cuerpo genera insulina, la cual tiene como función, enviar este exceso de glucosa a las células, sobrecargando los sistemas de producción de energía celular, ya que estas células, solamente requieren una cierta cantidad de energía. Al haberlas sobrecargado, esto generará un excedente, el cual es el que se convertirá en grasa, depositándose en los tejidos para su uso futuro, y tú serás quien decide si la utilizarás o la dejarás acumulándose, perjudicando tu salud.

El consumo excesivo de carbohidratos simples te puede provocar:

▪Desequilibrio metabólico y fatiga.
▪Aumento de triglicéridos en la sangre y posibles complicacio nes cardiacas.
▪Diabetes y otras enfermedades.
▪Al tener un gran aumento de azúcar en el cuerpo, después viene una caída de la misma, afectando parte del cerebro que controla los impulsos, lo cual conduce a una pérdida de control y ansiedad por seguir consumiendo este tipo de alimentos.

Carbohidratos compuestos:

Algunos de estos son: avena, maíz, pastas de trigo integral, salvado, trigo,
arroz integral, panes integrales, cereales integrales, leguminosas, algunas futas y verduras, entre otros.
Todos ellos son absorbidos por tu cuerpo lentamente. Esto es algo bueno,
ya que al ser una absorción lenta, el glucógeno entra en cantidades
moderadas al torrente sanguíneo, y esto permite una mejor asimilación de
azúcar.
Pero si los consumes en grandes cantidades y no realizas alguna actividad
física, aunque sean carbohidratos compuestos (carbohidratos buenos), de
igual forma se generará un excedente, el cual se convertirá en grasa y se
depositará en los tejidos. La ingesta de estos debe ser acorde a tu actividad
diaria.

Estos te brindan:

▪Energía por más tiempo.
▪Aceleran tu metabolismo.
▪Generan un estado de saciedad.
▪Control en los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre.

Te voy a compartir algo que no mucha gente conoce, y es que el
carbohidrato compuesto (bueno), es el mejor amigo de la quema de grasa,
porque la gran mayoría cree que al quitar los carbohidratos, el cuerpo
quemará más grasa y esto es totalmente erróneo. De hecho sucede todo lo
contrario, cuando nuestro cuerpo no recibe carbohidratos, en automático se
pone en el modo de supervivencia, porque no recibe ninguna forma para
poder generar energía y de este modo lo que hace, es almacenar las grasas
como reserva de energía, comenzando a alimentarse de los músculos. Si
quitas los carbohidratos de tu alimentación, lo último que tu cuerpo quemará será la grasa; es por esto que debes incluir en tu dieta diaria carbohidratos buenos.

La mejor forma de acelerar tu metabolismo y por consiguiente una mayor
quema de grasa, se logra comiendo 5 veces al día, pero no me refiero 5 veces como buffet, ¡no!… cinco de esta manera:

Desayuno / Snack (fruta o verduras) / Comida / Snack (fruta o verduras) / Cena

Recuerda que al levantarte, tienes aproximadamente 45 minutos para que tu cuerpo reciba alimento. De lo contrario, el metabolismo se hace más lento (quema menos calorías).
Con lo que te acabo de comentar respecto a los carbohidratos, de ahora en
adelante tienes una idea de cuales son buenos y cuales son malos, cuales le
hacen bien a tu cuerpo y cuales no.

Proteínas:

En términos simples, son el principal nutriente para el desarrollo y
mantenimiento de tu cuerpo. Desde los huesos, pasando por los tejidos del
mismo, como los músculos, órganos, piel, pelo, uñas y hasta la sangre. De
hecho, no existe ningún proceso biológico en el que no tengan participación
estas moléculas esenciales. Además son un factor clave, en la formación de
anticuerpos para proteger a tu organismo.

Las proteínas son tan importantes, que la falta del consumo de estas, es una
de las principales causas de desnutrición a nivel mundial.

Al no consumir una cantidad adecuada de proteínas, esto puede
provocar en tu cuerpo, algunos de los siguientes síntomas:


▪Bajo nivel de energía.
▪Bajo volumen de masa muscular y disminución de peso.
▪Poca resistencia a las enfermedades.
▪Semblante cansado.
▪Debilitamiento del cabello, piel y uñas.
▪Dificultad para dormir.

Estos son algunos alimentos ricos en proteínas para que puedas
identificarlos; pollo, huevo, pescado, atún, salmón, mariscos, carne roja
magra, queso cottage, entre otros.

Es importante que analices la información que te estoy dando, y no porque
aparezca en esta lista la carne roja, vas a comer diario carne roja, porque esto puede perjudicarte.

Tienes que comer de forma balanceada, para que puedas aprovechar al
máximo todos los nutrientes de los alimentos.

Grasas:

Estas también son necesarias para el funcionamiento correcto de tu cuerpo,
y me imagino esa sonrisa que debes de tener en este momento, al referirme
que las grasas son necesarias, ¡pero no esas grasas que estás pensando!, esas que hacen brillar de una forma deliciosa a esas alitas fritas, a la pizza, ese jugo que escurre de las hamburguesas… ¡No!, ¡esas no! Precisamente esas son las que no te ayudan. Al igual que con los carbohidratos, hay grasas
buenas y malas, y estas que acabo de mencionar, por más que nos gusten
consumirlas, son las malas, pero no es el fin del mundo. Al contrario, entre
mejor aprendas a comer y combinar alimentos, podrás darte gustos de
cualquier tipo de comida que quieras… “Gustos”, no semanas continuas.

Muchas veces no nos damos cuenta, de la importantica que tiene el
alimentarnos de forma correcta. Y las grasas son un factor que pueden llegar a ser… ¡de vida o muerte! Quizá una de las funciones más importantes que realizan las grasas buenas en el cuerpo humano, consiste en que cada una de las células que tenemos, está rodeada por una membrana compuesta principalmente por ácidos grasos, y esta membrana es la que permite que ingresen a la célula, los nutrientes en las cantidades necesarias y que los elementos tóxicos o desechos sean eliminados con rapidez. Por lo que es fundamental, que esta membrana esté en buen estado para poder funcionar de forma adecuada.

Ingerir altas cantidades de grasas saturadas, o grasas trans (grasas malas),
provoca que las membranas que protegen a las células se endurezcan y
pierdan la fluidez que necesitan para realizar su función correcta,
protegiendo a tu cuerpo. Ya que las células que no están rodeadas por una
membrana saludable, pierden esta habilidad y otros nutrientes vitales para su funcionamiento óptimo.

Algunos alimentos que contienen grasas malas (saturadas y trans) son;
mantequilla, manteca, pasteles, donas, galletas, chocolates, todo lo que esté
frito, alimentos procesados, entre otros.

Estas son algunas de las situaciones que puedes evitar consumiendo
cantidades mínimas o nulas de estas grasas malas, ya que:

▪Aceleran el proceso de envejecimiento.
▪Afectan el sistema nervioso central y por ende el sistema inmunológico.
▪Riesgo de enfermedades cardiacas.
▪Riesgo de diabetes tipo 2.
▪Riesgo de enfermedades cerebrovasculares (derrames cerebrales).
▪Se adhieren en las paredes de arterias y venas, incluyendo corazón y cerebro.
▪Incremento del colesterol malo y disminución del bueno.
▪Obesidad y sobrepeso.
▪Aumento del ácido úrico.

La anterior es una pequeña lista de todo lo que pueden causar las grasas
malas, ¿y por qué te comento esto?… No es con el afán de que veas la
comida con miedo, al contrario, es para que tengas el conocimiento y tú seas quien decida y controle qué es lo que entra o no a tu cuerpo, para que pueda estar al 100% y pueda responderte para todos los objetivos que quieres lograr.

Algunos alimentos que contienen grasas buenas son; aceite de oliva, aceite
de girasol, canola, almendras, avellanas, aceitunas, aguacate, pescados azules como el atún, salmón, sardinas, entre otros.

Las grasas buenas son necesarias porque:

▪Aceleran el metabolismo.
▪Incrementan de forma natural la quema de grasa.
▪Evitan la acumulación de grasa en el cuerpo.
▪Ayudan a mejorar la función cerebral.
▪En el caso de las mujeres, ayuda en los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia.
▪Tus membranas celulares serán más saludables evitando enfermedades.

“Cuida tu cuerpo con inquebrantable
fidelidad. El cuerpo es los ojos del alma y
si los ojos no ven bien, todo el mundo se
verá en tinieblas”.

-Wolfgang von GoethePintor, poeta, novelista, y científico alemán (1749-1832)

Vitaminas y Minerales

Por último, te hablaré de las vitaminas y minerales. Esta parte ya es muy
sencilla, después de haber visto todo lo anterior. Mi recomendación es:
carbohidratos buenos y grasas buenas, son los que contienen vitaminas y
minerales, los cuales son una parte muy esencial en tu alimentación.
Recuerda que todos los alimentos malos de los que hemos hablado,
contienen muy pequeñas dosis de vitaminas y minerales, y la gran mayoría
no tiene nada.

Hidratación

La hidratación es otro punto muy importante e igual de extenso, pero para
simplificarlo lo pondré de esta manera. Para conocer la cantidad correcta de agua que tu cuerpo necesita, existen muchos factores, ya que depende de tu actividad diaria, en dónde vives; también hay que considerar el clima, altitud y otros factores, pero para hacerlo fácil te daré un promedio adecuado del consumo necesario;

▪Hombres de 2 – 3 litros diarios
▪Mujeres de 2 – 2.2 litros diarios

Es muy importante que aprendas a conocer cómo funciona tu cuerpo. Si tienes sed, te está indicando que está deshidratado. Este es el punto al que no tienes que llegar, tienes que estar al pendiente como si este fuera tu máquina favorita.

Vital importancia de mantener tu cuerpo hidratado:

▪Limpia tus riñones de substancias tóxicas.
▪El cerebro se compone aproximadamente de un 75% de agua, por lo que una deshidratación te provocará dolores de cabeza.
▪Transporta nutrientes y oxígeno a las células.
▪Ayuda a quemar una mayor cantidad de calorías.
▪Ayuda a tu sistema inmunológico.
▪Incrementa tu energía.

De ahora en adelante, ya tienes un mayor conocimiento de lo que le hace
bien a tu cuerpo. Tú eres quien tiene la decisión final.

Descanso

El sueño es uno de los temas más extensos de la ciencia y una parte de vital
importancia que complementa nuestra vida. La mayoría de las personas,
debido a la falta de conocimiento, no le dan la importancia que amerita este
aspecto, a pesar de que es un tema tan delicado y que puede brindarnos
muchos beneficios o afectarnos.

Una de las preguntas más comunes es, ¿cuántas horas debo dormir? Es una
pregunta que tiene muchas variantes, ya que depende mucho de cada
persona, de la genética, edad y actividad física, pero no existe una respuesta
que aplique para todos. Sin embargo, hay un rango aceptable de tiempo, el
cual permite que el cuerpo, pueda realizar la función de regeneración de las células, entre otras muchas funciones que realiza mientras dormimos.

Este rango aplica para adultos y es entre 6 y 9 horas de sueño. Sé que hay veces que dormimos menos por el ritmo de vida que tenemos, pero es aquí donde tienes que ser responsable y si un día, dos, o tres, tuviste que dormir poco, trata de organizarte para que puedas dormir más. El dormir es una de las tareas más importantes que debes de saber administrar, para que tu cuerpo pueda darte estos beneficios:

▪Mantener tu corazón saludable.
▪Más energía para realizar tus actividades.
▪Aumento de la resistencia física.
▪Disminuye el estrés, ansiedad, irritabilidad y depresión.
▪Controla tu apetito, ya que evita que la hormona grelina se dispare, la cual es la causante de esas ganas de comer más.
▪Ayuda a tu sistema inmunológico para combatir infecciones y mantenerte saludable.
▪Disminuye el riesgo de enfermedades como gripa, hipertensión, diabetes, entre otras.
▪Mejora la capacidad de aprendizaje.
▪Mayor concentración y creatividad.

“Recuerda que el mismo trato que le des a tu cuerpo, es el mismo con el que él te responderá”

-Manuel Sotomayor-

Leave a Reply